Li Wei el fotógrafo acróbata

LI

Se llama Li Wei y tiene 37 años y la semana pasada puso patas arriba La Villette en París para realizar una serie de sus fotografías. Se trataba de disfrazarse de monje budista y levitar sobre una nube de humo rojo sobre una fuente de leones. En principio crear esa ilusión no sería nada complicado para cualquier diseñador gráfico actual armado con un ordenador y una buena herramienta de retoque fotográfico, pero Li Wei se declara “anti efectos especiales”.

LI1

“Fui artista de performances y acróbata antes de dedicarme a la fotografía, así que mi trabajo está basado en los elementos de la performance. Esos son los más importantes para mí y no los efectos especiales. Sólo utilizo photoshop si he de borrar algo de cable que se pueda ver, pero las otras partes son reales. Cuando estoy colgado de un helicóptero a más de 200 metros de altura o en el piso 29 de un rascacielos es todo real”, asegura Wei.

LI2

Para realizar sus obras utiliza elementos como espejos, delgadísimos cables de acero, enormes grúas, andamiajes y efectos ópticos como trampantojos que le permitan no tener que utilizar herramientas digitales para crear la ilusión. “Mi trabajo es una experiencia artística. Todo, la preparación, la realización y no solo el resultado son parte de la obra”, explica el fotógrafo.

LI3

Cuenta que la acción más difícil y peligrosa que ha realizado fue el año pasado en Saint Moritz. “Estuve mucho tiempo colgado de un helicóptero y fue peligroso y extenuante”, recuerda. En 2010 visitó Madrid donde realizó una larga serie de fotografías. Por supuesto el fotógrafo vende desde su web sus ediciones limitadas de fotografías a las que acompaña de certificado de autenticidad.

eldiario.es, elasombrario.com, Manuel Cuéllar (26/03/2013)

Anuncios