Ouka Leele sintetiza en una exposición en Valencia sus distintas épocas y técnicas fotográficas

ouka_lele

La autora explica que concibe las imágenes como “un instrumento” para acercarse al mundo y que las usa “para proponer, no para quejarse”

La artista española Bárbara Allende Gil de Biedma, conocida como Ouka Leele, muestra desde este jueves y hasta el próximo 22 de junio en la Galería Punto de Valencia una selección de más de 40 fotografías, de distintos estilos, formatos y materiales, realizadas desde los años 80 hasta 2006.

Se trata de una exposición con trabajos de gran, medio y pequeño formato que se completará con la proyección de diferentes cortos realizados por la propia artista. Galería Punto asegura que esta exhibición es “una oportunidad única” para conocer la obra fotográfica de esta artista Así en ella se pueden ver fotografías coloreadas, instantáneas en blanco y negro y trabajos donde asume el punto de inflexión digital en la fotografía.

Entre estas obras se puede observar imágenes en blanco y negro pintadas a mano con acuarela, como los originales ‘Me miraba’, de 1999; ‘Sonrojo’, y Cuna de piel’, de 1998; y las copias ‘Me levanto por la mañana, hay un gran charco en mi casa’, de 1986; ‘Cartel para Meye Maier’, de 1984, y ‘¿Donde vas amor mío, con el aire en un vaso y el mar en un vidreo’, de 1987.

Asimismo, el público puede disfrutar de fotografías en blanco y negro como ‘En el Palacio de Gaviria’, de 1987, y otras de la misma técnica que representan personajes del mundo del espectáculo como ‘Bibi Andersen’, 1985-1986; Eusebio Poncela con ‘La belleza de Eusebio’, 1986, la compañía teatral ‘La Fura dels Baus’, 1985.

Junto a ellas, se muestran otras imágenes como ‘Niña eres tan bella como una flor’, de 1997, y ‘Madrid’, de 1984, copias cibachrome a partir del original en blanco y negro pintado con acuarela, o ‘Menina liberada’, de 2006 y ‘Dar, recibir, devolver y la cuarta gracia’, de 2006, como pruebas de estado, digigraphie, impresión digital. Igualmente, se pueden observar fotografías de gran formato realizadas por la artista con una cámara gigante, “la única que hay en Europa” y “llamada la Gran Berta”, en la Fundación Cartier en París en 1988.

Ouka Leele desarrolla su trabajo en otros campos el mundo audiovisual y la poesía. Así, la artista ha destacado este jueves en Valencia la presentación, con motivo de la Feria del Libro, de una obra de poesía, ‘La llave de la jaula’, que escribió en 2006. Ha comentado que este campo de la literatura le interesa “mucho”, a la vez que ha destacado que le sucede así con “las imágenes que forman las palabras”.

En esta línea, ha subrayado que con la palabra “se puede crear una imagen que cada persona recibe y crea en su mente” y que “cada imagen es diferente y viva”. Ha precisado que así sucede cuando se lee un libro porque “cada vez que se vuelve a leer se forma imágenes nuevas”.

Respecto a su labor audiovisual, la artista ha citado trabajos como ‘No viendo’, “un experimento sobre la ceguera” que realizó al estar “un día sin ver, con los ojos tapados” y durante el que creó una obra de arte sin visión alguna. Este montaje se podrá ver en la Galería Punto durante la exposición fotográfica, así como ‘Pourquoi’ —’Por qué’ en francés—, que habla de las experiencias de la periodista y activista congoleña Caddy Adzuba y de su lucha por los derechos de las mujeres.

“no quería ser fotógrafa”

Ha comentado, respecto a sus obras fuera del campo de la fotografía, en el que trabaja desde 1976, que son experiencias en las que también ha querido realizarse porque en realidad ella “no quería ser fotógrafa” sino “pintora”. “Me encontré con la foto por casualidad, pensé que la fotografía era algo que un artista de mi generación de mi época tenía que saber pero no pensaba dedicarme a ella nuca. Siempre lo quiero dejar pero nunca llega. La fotografía me ha cogido a mí, yo huyo de ella pero ella no me deja”, ha señalado al respecto.

No obstante, la creadora ha afirmado que la fotografía la concibe como “un instrumento para acercarme al mundo y conocerlo” que “tiene que ver también algo con el amor”, a diferencia de la pintura que es “algo más solitario”. “Siempre estás sola pintando, mientras que la fotografía te acerca a los demás. Si quiero pintar a una persona me la puedo inventar, pero si la quiero fotografiar tengo que conocerla, hablar con ella y pedirle que pose para mí”, ha expuesto. Por ello, ha concretado que la fotografía es “una relación y una representación de la realidad”.

Por lo que se refiere a la continuidad de su trabajo en el mundo de la fotografía, la artista ha apuntado una tendencia hacia el “autorretrato” que ha surgido a partir de “experiencias” vividas con algunos de sus modelos que después de haber sido fotografiados por ella le piden que no exhiba sus imágenes porque “les da vergüenza”. Ha dicho que eso le duele mucho y que por ello, apuesta por ser ella misma la que salga en sus imágenes ya que “yo no me voy a hacer eso a mí misma”.

“proponer mundo y cosas”

Ouka Leele, símbolo de la ‘movida madrileña’ de los años 80, ha comentado que de aquella época recuerda “mucha libertad, mucha pasión y mucha suerte de poder encontrarnos en un momento dado todo juntos”. “No suele pasar que haya una generación que salga algo tan espontáneo y que se junten todos pasa muy de vez en cuando. Tuvimos la suerte de vivirlo y éramos conscientes de que lo estábamos viviendo”, ha planteado.

La artista ha rechazado el carácter reivindicativo en sus obras. Ha asegurado que no existe en ellas y que lo que le interesa es “proponer mundo y cosas”. “No me estoy quejando, estoy proponiendo”, ha dicho, a la vez que ha considerado que le queda “mucho” por hacer en el mundo del arte. Ha opinado está en sus comienzos y que se trata de una carrera muy larga y ha defendido la “madurez”.

 Europa Press, Valencia (16/05/2013)

Anuncios