Manu Brabo: «Siria deja cicatrices que permanecerán toda la vida»

El premio Pulitzer de Fotografía 2013 estuvo en el III Festival de Fotoperiodismo Photón 2013, que se celebra en Valencia

ManuBrabo--644x362
Manu Brabo delante de varias de sus fotografías expuestas en Valencia (Mikel Ponce)

El fotoperiodista Manu Brabo, recientemente elegido premio Pulitzer de Fotografía 2013, asegura que la cobertura informativa del conflicto de Siria le ha dejado «cicatrices que permanecerán toda la vida», aunque subraya que debe «aprender a caminar con ellas».

El fotógrafo español considera que lo que diferencia esta guerra civil de otros conflictos es la «especial saña» con la que se actúa sobre la población civil. y «cómo se extiende el terror, una violencia descarnada y descarada. Está siendo especialmente cruda».

Brabo se ha referido en estos términos con motivo de su visita al III Festival Internacional de Fotoperiodismo PhotON, en la sala Lametro de Valencia, que en esta tercera edición se centra en una temática destinada a la reflexión sobre las consecuencias de la crisis económica, los conflictos armados y la memoria histórica.

En PhotON, cinco fotoperiodistas de distintas agencias internacionales muestran en la exposición colectiva «Españoles en primera línea de fuego, estallido árabe». En estas situaciones de conflicto bélico y preguntado por los límites en las imágenes que se pueden mostrar, el premio Pulitzer en fotografía ha apuntado que «se los pone cada uno». La idea es tratar de reflejar las «situaciones dramáticas» de forma «estética y atractiva».

No obstante, considera que esta cuestión puede llevar a la gente «a confundirse y pensar que esto es una romería». Por ello, cree «necesario» que «muchas veces una foto te pegue un castañazo».

Inquirido por el futuro de la profesión y la función del fotoperiodista, Brabo ha resaltado que en España hay «muy buenos» profesionales que deben encontrar «nuevas vías» para transmitir su trabajo «a través de las nuevas tecnologías».

Asimismo, ha destacado que «los patrones» del fotoperiodista deben basarse en «la honestidad», para ser «consciente de la responsabilidad» que existe a la hora de ser «mensajero» de lo que se vive. «A día de hoy, tú te lo puedes guisar y tú te lo puedes comer. Hay que buscar más salidas», señaló.

abc.es, e.p., Valencia (18/05/2013)

Anuncios