Bernard Plossu y Max Pam, duelo de documentalistas

El fotógrafo francés, galardonado con el premio PhotoEspaña 2013, por el conjunto de su obra “viajera, libre y cosmopolita”

plossu_pam2
El fotógrafo francés Bernard Plossu. EFE/Archivo

Se conocen desde hace más de cuatro décadas y comulgan con los mismos principios fotográficos. Los dos son se definen como documentalistas buscadores de seres humanos en cualquier parte del mundo, el fotógrafo francés Bernard Plossu (1945 Đà Lạt, sur de Vietnam), premio PhotoEspaña 2013, y el australiano Max Pam (1949, Melbourne) comparten espacio en la exposición que esta mañana han inaugurado en el Centro de Imagen EFTI. Es un centenar de obras distribuidas en una sola sala en la que los trabajos de uno se van alternando con los del otro mostrando la personalidad de tipos comunes, de todas las edades, que uno se puede encontrar en cualquier parte del mundo. Desde España hasta Chiapas, pasando por Srilanka o Kabul.

No son exactamente los mismos lugares ni están realizadas en un mismo tiempo. Lo que tienen en común es la búsqueda de lo que diferencia a una persona de otra. Pueden ser las manos, la mirada, la manera de fumar un cigarrillo. Detalles personales en los que no tiene cabida la impostura ni la manipulación. Es gente sorprendida por la cámara, siempre analógica, de cualquiera de los estos dos artistas amigos.

plossu_pam1
Una de las fotografías de Max Pam que se expone en el Centro de Imagen EFTI.

Bernard Plossu, más que feliz por el reconocimiento de PhotoEspaña concedido por “su independencia al margen de la influencia de los tiempos”, explica que siempre le ha interesado documentar el tiempo a través de personajes únicos. Residente en París, pasa gran parte de su tiempo en España, país que descubrió en la década de los setenta. “España era entonces el país más vivo de toda Europa. Era el lugar en el que había que estar. La calle estaba llena de vida que te pedía que la retrataras”.

Fiel a sus cámaras de siempre, responde casi espantado cuando se le pregunta si utiliza las digitales. “No. No. El solo hecho de que puedas sacar 600 imágenes te da idea del disparate. No quiero más de 36. Es un tema de disciplina profesional. El mundo digital sirve para otras cosas, no para mí ni para lo que yo hago”.

Además del premio a Plossu, PhotoEspaña ha dado a conocer otros galardones. Carlos Pérez Siquier, logra el Bartolomé Ros por su papel como dinamizador de la fotografía española; Nancy Newberry, premio descubrimiento, Manuel Zamora, premio OjodePez por los valores humanos de su trabajo y mejores libros The little black Jacket, editado por Stedjl y Urbes mutantes (1941-2012), de RM-Toluca Ediciones.

elpais.com, Ángeles García (18/06/2013)

Anuncios