Perros que miran y perros que sueñan

perro1
Sobre perros, la mirada y el deseo. Foto 7.
AMPARO GARRIDO

Amparo Garrido tenía que darse la vuelta, sudorosa y aterrada, cuando encontraba un perro por la calle. El psicoanálisis le descubrió que la fobia venía de otra parte. Pero además ella se empeñó en domeñarla buscando animales por la calle, parando a sus dueños y pidiéndoles que les dejara fotografiarlos. Un trabajo duro, recuerda la autora, construido en su estudio-vivienda de Sol, en Madrid, “a base de efectuar muchos disparos, venían con los amos y si les obedecían todo iba mejor. Lo importante es que estuvieran quietos. A veces funcionaba un pitido o un sonido cuando el dueño se escondía detrás de mí, o algo de comida. En realidad nunca miran a la cámara, sino a lo que deseaban comer o a su dueño. Es complicado”.

El resultado de aquel intento obsesivo de enfrentar el miedo, de atrapar esa “mirada humanoide” de los animales más exitosos en la convivencia con nosotros, fue la serie Sobre perros, la mirada y el deseo (1998). El objeto “aterrador” contempla la cámara dentro de un austero blanco y negro:

perro2
Sobre perros, la mirada y el deseo. Foto 11.
AMPARO GARRIDO

Los retratos resultan perturbadores, inquietantes y magnéticos a la vez.

perro3
Sobre perros, la mirada y el deseo. Foto 8.
AMPARO GARRIDO

perro4
Sobre perros, la mirada y el deseo. Foto 9.
AMPARO GARRIDO

perro5
Sobre perros, la mirada y el deseo. Foto 5.
AMPARO GARRIDO

“Nada como los perros me ha producido tanta satisfacción. Aquellas fotos me permitieron entrar en el mundo del arte”, asegura Garrido, con obra en 12 museos e instituciones y decenas de exposiciones a lo largo de casi 30 años de creación en fotografía y video.  “Ahora, 15 años después, quiero revisitar el trabajo”. Además, aquella colección de retratos nunca tuvo catálogo, pese a que fue expuesta en muchos lugares. “Tenía muchas ganas de documentarlo y añadir otras fotos, esta vez en color, de nuevos retratos, en los que el perro respira de otra manera”. Así que se planteó crear un libro, con imágenes de gran calidad, que contuviera entre 45 y 50 fotografías, las 17 de la serie de 1998 y las restantes realizadas en los últimos tres años. Fotos como esta:

perro6

Pero se topó, como tantos otros, con la crisis, para crear lo que ella considera que no es una obra de una artista, sino “el libro de los perros”, que se titularía Soy tú. Necesitaba 14.000 euros. Por eso se planteó el crowfunding en la web Ulule. Tú adelantas lo que costaría el volumen (30 euros) y si aportas más dinero, tu nombre figura como colaborador en el libro. Dependiendo de la cantidad, recibes un retrato firmado e incluso puedes ver a tu perro retratado por la artista. Por cierto, ¿se ha planteado fotografiarles por encargo? “Estaría encantada. Siempre les he buscado yo. Nadie me ha pagado nunca por hacer un retrato”, responde Garrido.

Cuando apenas queda una semana, el proyecto ya ha conseguido el apoyo de 86 personas con pequeñas cantidades, de tal manera que el objetivo (7.000 euros, la mitad de lo que cuesta el libro), está a punto de lograrse e incluso de superar la marca. “Y está siendo maravilloso”, cuenta la artista, “dos hermanas me dijeron que ambas habían pensado lo mismo, que uno de los retratos les recordaba a su padre, fallecido hace unos años. Y una mujer, a la que tampoco conozco de nada, me ha pedido que en la lista de agradecimientos cambiara su nombre por el de su hija, que había visto el video cinco veces seguidas y estaba fascinada”.

perro7

La protagonista principal y objeto de portada del libro es Lola, la perra de una amiga de otra amiga. Ha cerrado los ojos. “Creo que simboliza el terreno de los sueños y el inconsciente”. La artista eligió la foto en Berlín, cuando preparaba el proyecto Tiergarten, un jardín romántico alemán (2010). “Vivía un momento muy introspectivo, acorde con la ciudad, y revisando las fotos, descubrí que tenía delante la imagen de Soy tú. Parece decir, silencio, ya vale. Eso tiene tanto que ver con nuestro tiempo…”

fuente: elpais.com, Ana Alfageme (21/08/2013)

Anuncios