Joan Fontcuberta echa de menos la “espera latente” del revelado analógico

El fotógrafo Joan Fontcuberta reconoce las posibilidades que generan en su campo los avances tecnológicos, pero echa de menos “renunciar a ciertos valores” como la “espera latente” del revelado, con la que el “espíritu dialogaba con las expectativas y generaba ilusiones”.

fontcu
Joan Fontcuberta echa de menos la “espera latente” del revelado analógico

El fotógrafo Joan Fontcuberta reconoce las posibilidades que generan en su campo los avances tecnológicos, pero echa de menos “renunciar a ciertos valores” como la “espera latente” del revelado, con la que el “espíritu dialogaba con las expectativas y generaba ilusiones”.

Tras más de cuarenta años frente a una cámara, Fontcuberta asegura, en una entrevista con Efe, que la fotografía avanza en un mundo “frenético”, en el que el uso de nuevos sistemas tecnológicos “varía”, aunque también incentiva, las posibilidades de generación de imágenes.

“En estos momentos, la foto viene regida por la inmediatez porque se puede visionar en el acto y determinar si el resultado es satisfactorio”, afirma, y añade que la modificación del ritmo de trabajo “no necesariamente es una ventaja”.

El artista, galardonado este año con el premio Hasselblad, destaca cómo la fotografía se ha “disuelto” en la imagen, lo que ha provocado que pierda la “sustancia propia” al mezclarse con el vídeo, la holografía o la imagen en 3D.

Y aunque no cree que la fotografía de autor, que usualmente se expone en las galerías, vaya a desaparecer, sí admite que “quedará relegada a un punto que puede no ser sostenible”.

Fontcuberta imparte esta semana un curso de fotografía en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander, para “desnudarse públicamente” y, a la vez, repasar la historia del arte que ha dominado su vida, con Internet, el rol del autor o la masificación de la imagen como parte de ese recorrido.

“La situación actual hace que muchas imágenes se encuentren en un estado de orfandad, y esto obliga a replantear la noción del derecho de autor, que se basa en el concepto de la propiedad”, afirma.

Porque considera que la autoría se ha “debilitado” y ahora es momento de discernir entre una “teoría fuerte y una débil” para argumentar ese derecho.

Fontcuberta (Barcelona, 1955) avanza que está preparando una exposición, que mostrará el año que viene en Madrid, en la que reunirá a la “generación postfotográfica”, jóvenes que ya no proceden de la fotografía convencional y han nacido con Internet y que “están tomando el relevo” para responder de una forma “más abierta” a la sensibilidad de la creación digital.

El fotógrafo catalán prepara, además, para principios de 2014 -antes de Madrid- otra muestra en París, en la que hablará de la relación de “amor y odio” entre la pintura y la fotografía, y que va a titular “Camuflajes”.

“Quiero homenajear a ciertos maestros y obras cumbre del retrato, introduciendo mi propio rostro, con los elementos de mi fisonomía, de una manera fragmentada, de forma que vaya contaminando poco a poco ciertos elementos del retrato pintado”, señala el Premio Nacional de Fotografía 1998.

Fontcuberta declara tener preferencia por las fotografías que “preguntan” al público sobre la naturaleza de las propias obras y que además cuestionan aspectos que han acompañado a la captación de imágenes desde su nacimiento en el siglo XIX, como “la verdad, la memoria, la felicidad o la enfermedad”.

En el contexto de la crisis económica, el fotógrafo catalán admite que deberían “optimizarse” aquellas actividades fotográficas que requieran “un dispendio”, lo que generaría un uso de materiales mucho más “sostenible”.

fuente: lainformacion.com, Efe, Daniel Bermejo (29/98/2013)

Anuncios