Las relaciones desconocidas de Centelles con Capa y Taro en la Guerra Civil

Una exposición en Zaragoza sobre el fotoperiodista valenciano, organizada por su hijo Octavi,  desvela que los tres profesionales coincidieron en Barcelona y Tardienta (Huesca) en 1936.

El archivo fotográfico histórico, los negativos y los derechos de reproducción de todas las fotografías históricas se vendieron  al Ministerio de Cultura para ser instalado en Salamanca, donde se prepara otra muestra y un premio internacional de fotografía.

centelles_0
Cartel de la exposición sobre Centelles, que se inaugurará en Zaragoza.

Hasta ahora sólo se habían documentado tres encuentros entre Agustí Centelles y Robert Capa en la Guerra Civil española en 1936. Pero, a partir del lunes, una gran exposición sobre el fotoperiodista nacido en Valencia, aunque vivió en Barcelona hasta su muerte, descubrirá nuevos “cruces de disparos” de Centelles, Capa y otros más, como Gerda Taro y David Seymour, según señala a La Meseta Antón Gasca, uno de los dos comisarios de la exposición.

La muestra, que estará en las salas Goya y Saura del Paraninfo de la Universidad de Zaragoza, rescata 80 piezas, “78 copias de autor positivadas por Agustí Centelles después de recuperar su archivo y 2 copias”, según Gasca, que son propiedad del hijo menor, Octavi Centelles, y que la familia pudo conservar tras ser vendido el Archivo al Ministerio de Cultura para su depósito en el Centro Documental de la Memoria Histórica, en Salamanca.

Fotografía que Centelles publicó en 'Ultima Hora' sobre el frente de Tardienta (Huesca).
Fotografía que Centelles publicó en ‘Ultima Hora’ sobre el frente de Tardienta (Huesca).

La relación entre Centelles y Gerda Taro –que fue la pareja personal y profesional de Capa- se desvela en dos fotografías de ambos profesionales. El español realiza instantáneas en el frente de Tardienta (Huesca) y en la sierra de Alcubierre, en agosto del 36, el mismo lugar que utilizó Taro para mostrar la Guerra Civil española, según queda reflejado en el periódico de la época, Última Hora, y en una postal de la Generalitat de Cataluña.

Fotografía de Taro, en el frente de Tardienta.
Fotografía de Taro, en el frente de Tardienta.

Antón Gasca reconoce que la exposición pretende mostrar “una visión completa de Centelles, desde sus propias copias de autor” y que, a pesar de que en su archivo hay fotografías anteriores a 1934, la muestra se centra “en su trabajo de fotorreportero independiente, entre 1934 y 1939”.

Además, será la primera vez que exponen las fotografías de Centelles en “estricto orden cronológico”, evitándose “la suposición”, ya que, según Gasca, hasta ahora los trabajos de otras exposiciones del fotoperiodista valenciano “adolecen de documentación, tienen epígrafes cortos y mal documentados”.

Entre otro de los aspectos sobre Centelles que el comisario Antón Gasca  puntualiza,  en relativo a la cámara Leica, al afirmar que “no fue el primer reportero que uso esa cámara en España, pero sí fue uno de los primeros o en darse cuenta de que las características de esta cámara eran las que el buscaba para aportar naturalidad, sencillez, luminosidad al reportaje gráfico de la época”.

También se ha descubierto que el Negus que Centelles fotografió en Tardienta se llamaba Hilario Salanova y no Juan Fernández.

Antón Gasca, comisario de 'todo Centelles' y autor de la investigación de los encuentros de Centelles con Gerda Taro.
Antón Gasca, comisario de ‘todo Centelles’ y autor de la investigación de los encuentros de Centelles con Gerda Taro.

El trabajo realizado por Antón Gasca, y su hermano Joaquín, para esta exposición les ha llevado a descubrir el trabajo real de Centelles y cómo “preparó algunas de sus imágenes de guerra”, como la de los “guardias de asalto disparando detrás de una barricada de caballos muertos” o los “guardias de asalto disparando desde el edificio de Telefónica”. Según Antón Gasca, Centelles “era un creador, aficionado al cine” y entendió que “debía crear imágenes con impacto”.

Esta exposición, con las fotografías propiedad del hijo menor de Agustí Centelles, es el paso previo a una gran exposición que se prepara en el Centro Documental de la Memoria Histórica, en Salamanca, con el archivo que vendió la familia al Ministerio de Cultura.

Según Octavi Centelles, ofrece “de manera totalmente desinteresada mis colecciones, para desde la iniciativa privada colaborar en la difusión de la obra de mi padre”.

fuente: eldiario.es, Justino Sanchón (29/09/2013)

Anuncios