En la piel de cinco grandes mujeres

Una fotógrafa retrata a su hija emulando a cinco grandes personajes femeninos de la historia para celebrar su cumpleaños: “Es hora de mostrarle en quién se puede convertir de verdad”

jaime

Emma tiene cinco años. Justo la edad en la que muchas niñas -la mayoría- juegan con muñecas y sueñan con maletines de la Señorita Pepis con las que maquillarlas y maquillarse. Hace un par de meses fue su cumpleaños. Fiesta, amigos, chucherías, regalos… Y fotos. Vive en Austin, Texas, Estados Unidos. Allí estas cosas se celebran como si fuera casi una boda. Por eso, su madre, Jaime Moore, andaba detrás de alguna buena idea con la que hacerle un bonito álbum. Al fin y al cabo, cumplir cinco es un acontecimiento único y que no se vuelve a repetir. Nunca.

Podía haberla vestido como cinco princesas de Disney. Seguro que Emma iba a estar encantada metiéndose en los fastuosos vestidos de Ariel, Jasmine, Bella, Blancanieves y Cenicienta. Pero… No. Algo le chirriaba a Jaime, fotógrafa de profesión. “No me malinterpreten”, se disculpa. Esas princesas no son lo que quiere para su pequeña. Son preciosas, eso sí: “Visten hermosos vestidos, llevan el pelo perfecto, sus voces suenan hermosas, y sus historias de amor son ideales”, describe. Pero están vacías: “Son solo personajes”. Y ella quiere que Emma sea rica por dentro.

¿Entonces? ¿Cómo hacer su álbum de cumpleaños? “Mi hija no ha nacido en la realeza, pero sí en un país donde ahora se puede votar, ser médico, piloto, astronauta o, incluso, presidente”, explica Moore. Así que después de darle muchas vueltas, encontró una inspiración mucho más real que los personajes de los cuentos de hada: disfrazarla como cinco mujeres de carne y hueso con mucho que contar.

“Yo quería que ella supiera el valor de estas mujeres increíbles que habían ido en contra de todo para lograr sus sueños”, prosigue la fotógrafa. Y así se puso manos a la obra. Seleccionó cinco personajes que han hecho historia:

Podía haberla vestido como cinco princesas de Disney. Seguro que Emma iba a estar encantada metiéndose en los fastuosos vestidos de Ariel, Jasmine, Bella, Blancanieves y Cenicienta. Pero… No. Algo le chirriaba a Jaime, fotógrafa de profesión. “No me malinterpreten”, se disculpa. Esas princesas no son lo que quiere para su pequeña. Son preciosas, eso sí: “Visten hermosos vestidos, llevan el pelo perfecto, sus voces suenan hermosas, y sus historias de amor son ideales”, describe. Pero están vacías: “Son solo personajes”. Y ella quiere que Emma sea rica por dentro.

¿Entonces? ¿Cómo hacer su álbum de cumpleaños? “Mi hija no ha nacido en la realeza, pero sí en un país donde ahora se puede votar, ser médico, piloto, astronauta o, incluso, presidente”, explica Moore. Así que después de darle muchas vueltas, encontró una inspiración mucho más real que los personajes de los cuentos de hada: disfrazarla como cinco mujeres de carne y hueso con mucho que contar.

“Yo quería que ella supiera el valor de estas mujeres increíbles que habían ido en contra de todo para lograr sus sueños”, prosigue la fotógrafa. Y así se puso manos a la obra. Seleccionó cinco personajes que han hecho historia:

Susan B. Anthony, feminista estadounidense que lucho por los derechos civiles

En la piel de cinco grandes mujeres

Coco Chanel, icono de moda y diseñadora

En la piel de cinco grandes mujeres

Amelia Earhart, aviadora

En la piel de cinco grandes mujeres

Hellen Keller, activista política sorda y ciega

En la piel de cinco grandes mujeres

Jane Goodall, primatóloga, cuya vida inspiró la película ‘Gorilas en la niebla’

En la piel de cinco grandes mujeres

El trabajo fue duro y completo. A la vez que Jaime transformaba a su hija le contaba las maravillosas historias de cada una de ella y su forma de superar los obstáculos que se interponían entre ellas y sus sueños. Emma disfrutó cada uno de los momentos: “Estaba muy emocionada”, confiesa la abnegada madre. Y a la vez, se divertía lo suficiente como para no querer parar. “Es tan natural ante la cámara…”.

El resultado fue perfecto. Tanto que no se quedó en un simple álbum de recordatorio. Jaime colgó el resultado en su web y hoy la historia de la vuelta a medio mundo. Está orgullosa, no solo del resultado, sino de haber logrado que su hija conozca que se puede conseguir todo lo que una se proponga si quiere. Por eso también se permite aconsejar a otros padres: “Dejemos a un lado las Barbies y las princesas por un momento y vamos a mostrar a nuestras niñas las mujeres reales en los que se pueden convertir”. La mejor campaña por la igualdad.

fuente: elcorreo.com, Julia Fernández (23/10/2013)

 

Anuncios