Las cárceles de Danny Lyon

Foto Colectania expone sus míticas fotografías sobre las prisiones de Texas

lyon13
Prision de Ramsey, Texas, en 1968, en una fotografía de Danny Lyon.

“También un asesino es un ser humano”. Lo afirmó Danny Lyon, uno de los protagonistas de la fotografía estadounidense de la segunda mitad del siglo XX, en la presentación de Conversations with the dead (Conversaciones con los muertos), una de sus series más emblemáticas, que se pueden ver en la Fundación Foto Colectania de Barcelona hasta el 18 de enero.

lyon10
USA. Huntsville, Texas. 1968.
© Danny Lyon/Magnum Photos

Las 76 fotografías que la componen, fueron captadas a lo largo de 14 meses, entre 1967 y 1968, en los seis principales institutos correccionales de Texas. Danny Lyon (Brooklyn, 1942), por aquel entonces un beatnik que acababa de entrar en la Agencia Magnum, se sumergió en la vida de las prisiones donde se cumplían las condenas más largas del mundo occidental, en busca de la relación empática que siempre consideró imprescindible para desarrollar su trabajo. “Algunos reclusos los vi sólo unas horas, con otros trabamos una verdadera amistad. Conocí culpables que salían al cabo de unos años e inocentes que se pudrían en una celda”,

lyon09
USA. Huntsville, Texas. 1968.
© Danny Lyon/Magnum Photos

Hasta ahora, Lyon había exhibido sus obras en Barcelona solo en una única ocasión hace 20 años. Sin embargo museos, galerías y salas de exposiciones nunca fueron su objetivo. “Ante todo siempre quise publicar libros de fotografía a precios accesibles”, afirmó el autor, representante de primera fila del Nuevo documentalismo y los denominados concerned phographers (fotógrafos comprometidos)

lyon07
USA. Huntsville, Texas. 1968.
© Danny Lyon/Magnum Photos

Las 76 imágenes fueron captadas en seis correccionales de Texas

lyon11
USA. Huntsville, Texas. 1968.
© Danny Lyon/Magnum Photos

“Traté con todas mis fuerzas transmitir una imagen del encarcelamiento tan angustiosa como yo sabía que en realidad era”, aseguró Lyon, aunque quizás debido a la elegancia del enfoque y del blanco y negro, las imágenes así como sus protagonistas resultan extrañamente atractivos. Junto con las fotos se exhibe también la maqueta del libro, que los propios reclusos realizaron a escondidas. “Pensábamos titularlo Born to Lose, Nacido para Perder, y quería publicarlo en la imprenta de The Walls, la penitenciaria más antigua de Texas”, recordó Lyon, en el aceptable español de los americanos que viven en Nuevo México. El que se convirtió en su mejor amigo estaba recluido en Ellis, “el agujero infernal del sistema, donde se aislan los presos más peligrosos”. “Cuando le conocí, Billy McCune llevaba 18 años en prisión por una violación cuyas circunstancias nunca fueron esclarecidas y durante años mantuvimos una intensa correspondencia”, relató Lyon, que publicó el carteo en forma de biografía, ilustrada con dibujos y acuarelas del propio McCune.

lyon06
USA. Huntsville, Texas. 1968.
© Danny Lyon/Magnum Photos

La muestra se completa con dos películas: Murderers de 2007, que recoge las historias de cinco asesinos y el estreno español de Nothing, su trabajo más reciente.

Lyon es el primer autor que protagoniza en Foto Colectania dos exposiciones consecutivas. La segunda, que se inaugurará a finales de enero, presentará otras dos series: The Bikeriders, basada en la vida de los Chicago Outlaws, una banda de moteros del medio oeste a la que el fotógrafo perteneció durante cuatro años y Uptown sobre los inmigrantes llegados de los montes Apalaches a este barrio de Chicago.

fuente: elpais.com, Roberta Bosco, Barcelona (01/01/2014)

Anuncios